Búsqueda personalizada
Busca en mis Blogs

martes, 23 de junio de 2009

TODO FUE MENTIRA

La joven que se tatuó 56 estrellas mintió por miedo a sus padres.

El tatuador de Kimberley Vlaeminck no es el desalmado que tatuó sin permiso y mientras Kimberley dormía 56 estrellas en la cara de esta joven belga, ahora es el artista que Kimberley eligió para adornarse la cara como un cielo estrellado, consciente de cuál iba a ser el resultado.
El canal belga Ned 3 ha descubierto el engaño de esta joven de 18 años. Al parecer, se inventó la historia para impedir que su padre la castigara por hacerse un cambio tan radical en su rostro.
La chica aseguró que se quedó dormida y se despertó por el dolor que sintió en la nariz. Cuando se miró al espejo descubrió la sorpresa: 56 estrellas adornaban su cara.

Su tatuador, Rouslain Toumaniantz, lo negó en todo momento asegurando que la joven fue consciente en todo momento de lo que se estaba tatuando, pero que cuando apareció su padre su actitud cambió y comenzó a acusarle del destrozo de su cara.

Fuente: elmundo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada