Búsqueda personalizada
Busca en mis Blogs

domingo, 7 de febrero de 2010

LA JUBILACIÓN, TOMENTIRA...

En la jubilación está la cuestión, la diferencia... y el gran privilegio. Mientras un ciudadano debe cotizar 35 años para cobrar la totalidad de la base reguladora de la pensión a la que tiene derecho, a los altos cargos (políticos), les basta con poner la mano sobre la Biblia y recibir una lluvia de flashes de fotógrafos al jurar su cargo para acumular al menos siete años de ejercicio y así poder obtener la pensión máxima. Concretamente, si su mandato es de siete a nueve años, tienen derecho al 80%, si es de nueve hasta once años, cobrarán el 90% y en el mejor de los casos, si trabajan por más de once años recolectarán el 100%. Es decir, que mientras la cuantía de la pensión de cualquier trabajador se determina según su cotización a la Seguridad Social durante los quince últimos años de vida laboral, sin que se tenga en cuenta periodos anteriores, los diputados y senadores tienen garantizada la pensión máxima (2.466,20 euros al mes) con once años de actividad.

Pero aún hay más. Mientras un ciudadano nunca podrá recibir dos salarios en su pensión, un ministro, senador, ex ministro... tiene el privilegio de percibir entre dos y tres salarios del erario público.

¿Seguimos? Adelante: todos los contribuyentes deben tributar por sus ingresos, pero un tercio del sueldo de los cargos políticos no está sujeto al IRPF, se considera indemnización para gastos de su cargo.

¿Por qué existen estas diferencias abismales entre las jubilaciones de unos y otros? ¿Es correcto mantener una normativa que privilegia a unos pocos cuando desde el mismo Gobierno se habla de contención en el gasto y se pide esfuerzos a la población para que se «ajuste el cinturón»?

Estos se creen que somos tontos o que nos chupamos el dedo, las matemáticas no fallan, vosotros seguid cotizando, cuanto más mejor, que cuando vayais a coger la pasta, ya estais medio muertos, lo tienen bien calculado. En cambio otros, disfrutan precisamente de lo que se ahorran de pagar a los que mueren (de trabajar, claro..).

Una vez más queridos lectores, TOMENTIRA…

Fuente ABC.

Ver artículo completo aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada