Búsqueda personalizada
Busca en mis Blogs

domingo, 24 de mayo de 2009

EUROPEAS, 28 SEGUNDOS DE MENTIRAS


Es difícil reunir en menos tiempo más mentiras de las que muestra el vídeo que, bajo la supervisión de la inefable Leire Pajín, ha preparado el PSOE para las elecciones europeas. Con la música de fondo del Himno a Europa (en realidad, del último movimiento de la 9.ª sinfonía de Beethoven) unos personajes burdamente estereotipados van pronunciando en diferentes idiomas sus mensajes («Los inmigrantes nos roban el trabajo, en Europa solo hay sitio para una religión, la sanidad debería ser privada, el cambio climático es una gran mentira, la homosexualidad es una enfermedad, creo en el despido libre, creo en la pena de muerte»), que rematan con los dos contramensajes socialistas: «El problema no es lo que piensan, es lo que van a votar» y «7 de junio: Este partido se juega en Europa».

Empezando por lo último, es mentira que las normas sobre inmigración, relaciones entre las iglesias y el Estado, prestaciones sanitarias, derechos de los homosexuales, despido o pena de muerte se aprueben en Europa ni dependan del resultado de las elecciones europeas: todas esas cuestiones se regulan en España como sabe cualquiera que no sea un ignorante. En cuanto al cambio climático, su futuro no depende de decisiones que se tomen en España ni en Europa, sino en el conjunto del planeta.

También es mentira afirmar que las europeas influirán en la regulación de asuntos que zanjó en España la Constitución (la abolición de la pena de muerte y la separación Iglesia?/?Estado) y sobre las que, por fortuna, existe hoy un amplísimo consenso. Mezclar, como si nada, mensajes reaccionarios (la homofobia, la xenofobia o el confesionalismo) con otros sencillamente discutibles (cómo debe regularse el despido o gestionarse un sistema sanitario) supone igualmente una tosca forma de mentir.

Como es pura demagogia atribuir en exclusiva al supuesto partidario de todos lo males criticados (que no puede ser otro que el PP) prejuicios que son en España políticamente transversales. ¿O creen en el PSOE que no hay votantes socialistas que comparten que la homosexualidad es una enfermedad o que los inmigrantes les quitan el trabajo?

Que un partido que se dice de izquierdas considere que el problema no es que haya en España xenófobos u homófobos, sino lo que unos u otros voten, es toda una declaración de principios sobre la degradación a la que han llegado quienes hoy dirigen un partido del que muchos nos sentimos en otros tiempos orgullosos.

En fin, que en el PSOE crean que mentir es la forma de llevar a los españoles a votar en unas elecciones que no les interesan constituye una desgracia. Y una gran pena que un político serio, honesto y valioso como López Aguilar haya de hacer su campaña subido a esa montaña de basura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada